Rafael Almarcha: ”La belleza es nuestra búsqueda continua”

 

Entrevista a Rafael Almarcha, del grupo Siempre Así

 

Paola, Sandra, Matilde, Mayte, Nacho, Ángel y Rafa, líder del grupo y, además de cantante y guitarrista, compositor y productor. Siete personas, siete amigos y siete “hermanos”, como ellos se definen. Por algo se conocieron en una hermandad de Sevilla y con esa rumba que los andaluce llevan en la sangre y exhalan por los poros, lograron convertir su alegría en música y permanecer Siempre Así. Sus canciones se dirigen al Corazón (así se titula su último disco) del hombre: hablan de la nostalgia, de la felicidad, del amor y, cómo no, de la belleza, razón por la que este año inauguran EncuentroMadrid con un concierto en el Teatro Auditorio de la Casa de Campo el 21 de abril.

14 discos y más de un millón de ventas… ¿Soñasteis alguna vez con llegar tan lejos?

Ni en el más optimista de nuestros sueños. 25 años después, aquí estamos. Empezamos como un hobby, en el coro rociero de la Hermandad de Triana, que tiene mucha tradición en Sevilla. De ahí surgió una amistad y quisimos seguir cantando juntos por pura afición, pero pronto vimos que lo que hacíamos gustaba a muchos y nos empezaron a contratar en eventos, en celebraciones… Así que finalmente montamos el grupo y el primer disco, Siempre Así (1992), tuvo una gran repercusión.

¿Sois los mismos que habéis sido siempre?

¡Absolutamente! Tenemos más canas, pero el mismo espíritu. Estamos muy orgullosos de nuestro nombre, está muy bien puesto. Queríamos que esta aventura perdurara, por nuestra tierra y por nuestra música, por lo que amamos. Y aquí estamos. Nuestra bandera es Andalucía y la amistad: ¡sin nuestra amistad no estaríamos aquí!

¿Es mejor trabajar entre amigos?

Hay pros y contras. Lo mejor es la confianza y que el amor nos hace poner al otro antes que a uno mismo. La amistad es un acto de amor, y eso es el amor: pensar en el otro antes que en ti. Aunque discutir también duele más, porque el otro es tu amigo… Pero siempre hemos sido muy generosos, y hemos puesto por delante el bien del grupo y el destino del otro. Ya no es sólo una amistad, es una familia, somos padrinos y madrinas de los hijos de los otros, algunos están casados entre ellos… Para siempre.

¿Qué tenéis de especial, qué transmitís, por qué conectáis tanto con la gente?

Creo que lo que nos hace especiales es que es verdad. Lo que somos, lo que cantamos. Que la gente cuando nos ve en el escenario percibe que les transmitimos verdad, que lo que hacemos no es un producto, sino que nuestra amistad y nuestra alegría son verdaderas. Nuestras canciones hablan de esperanza y afecto y así lo transmitimos, y luego además está el inmenso trabajo que hay detrás de composición, de ensayos, de grandes músicos… Cualquiera que nos vea puede sentir que él podría estar ahí, porque somos cercanos. No entendemos la vida de otra forma. Somos conscientes de lo que nos ha regalado Dios y la vida.

¿Vuestra vocación al cante y vuestra devoción católica están relacionadas?

Todos fuimos educados en valores cristianos y a día de hoy, la fe sigue enriqueciendo nuestras vidas. Lo decimos con naturalidad y orgullo y, por ejemplo, siempre nos piden la Salve rociera, que para nosotros tiene un sentido. Lo manifestamos con naturalidad. La fe, como dice el Papa Francisco, hace que veas la vida es bonita. Muchas veces nos hace falta esta mirada nueva.

Cantasteis en la boda de la Infanta Cristina, de la Duquesa de Alba… ¿Es para vosotros diferente interpretar delante de personas tan importantes que de vuestro público de toda la vida?

Esas grandes ocasiones son eventos y anécdotas maravillosas, y nos han beneficiado mucho mediáticamente porque han dado la vuelta al mundo. Pero nosotros, estemos donde estemos y con el público que estemos, damos lo mejor de nosotros mismos, siempre. Disfrutamos lo mismo; de distinta forma, pero lo que transmitimos es lo mismo.

¿Hay alguna actuación que atesoréis especialmente en el corazón?

En total llevamos más de mil conciertos, es increíble… Los de Madrid siempre son especiales. Nunca puedes decir que ya lo has vivido todo, Madrid siempre te sorprende. Pero los conciertos que más nos han removido y nos han marcado son los de la Misa de la Alegría, que es una eucaristía en la que estamos impregnados de una magia especial y, según nuestra experiencia, nuestro canto está infundido por Dios. Fue muy especial cuando llenamos la Catedral de Sevilla: tuvieron que cerrar las puertas porque había más de cinco mil personas, ¡más los que había fuera! Marcó nuestras vidas. Nosotros, Sevilla, nuestro Dios, nuestros principios…

Se ha convertido en uno de vuestros grandes hits. ¿De qué habla la canción “Alguien”?

Es la que más repercusión ha tenido. Es una canción de amor, pero al final lo bonito y lo inesperado de la música es que cada uno hace suya la canción. Así que en este caso, muchos identifican que ese alguien es Dios. Eso nos dijeron los seminaristas de Sevilla…

Participáis también en conciertos benéficos, actos de solidaridad, os implicáis con asociaciones… ¿Qué os permite entregaros con esa gratuidad?

Sencillamente, que nos sentimos unos privilegiados. Todo lo hemos recibido gratis. Así que siempre que esté en nuestra mano (que no es siempre), y si consideramos que la causa merece la pena, la apoyamos. Y nos encanta participar, formar parte de lo que pasa en el mundo.

Vuestro concierto dará el pistoletazo de salida a EncuentroMadrid. ¿Por qué habéis decidido participar en este evento?

Conocemos EncuentroMadrid y todo lo que hay detrás, y nos encanta. No creemos que haya nada tan necesario (casi urgente) como reflexionar sobre el mundo en que vivimos y hacia dónde vamos. Es necesario pararse y reflexionar. Y eso hace EncuentroMadrid…

El lema de este año es “Heridos por la belleza”. ¿Vosotros estáis heridos por la belleza?

Sí, absolutamente. Es nuestra búsqueda continua: la belleza para ofrecerla y para compartirla con la gente, el público, y llegar a encuentros comunes.

El lema afirma que la belleza hiere, que te cambia, que te mueve. ¿Qué es lo más bello que te ha sucedido en la vida y qué ha supuesto para ti?

El nacimiento de mis hijos. Mi vida de pareja, mi mujer, mi matrimonio. El amor en general, el amor es la belleza.

FacebookTwitterPinterestGoogle+WhatsAppShare