Improvisación en el jazz: el diálogo como necesidad

15 de octubre, 22:00 / Espectáculo

El rasgo más esencial del jazz es la improvisación. Y la improvisación es siempre un diálogo que empieza por una escucha atenta entre los músicos. El músico no puede estar cerrado en sí mismo porque no está solo, tiene que estar abierto a los que están tocando con él. No sabe lo que va a pasar a su alrededor. Si no dialoga, se pierde y deja de tener sentido cualquier cosa que toca. Cada uno debe estar atento a lo que el otro quiere decirle con la música que está creando en ese momento y así poder responder musicalmente. Al principio, el diálogo se mantiene, podríamos decir, en el ámbito de la música. Pero puede hablarse también un diálogo «metamusical», de persona a persona, en el que cada una se expresa.

Músicos con vidas muy diferentes empiezan a entenderse con el tiempo haciendo música juntos, sacando lo que cada uno lleva dentro. Por eso el jazz es diálogo.

FacebookTwitterPinterestWhatsAppShare
INTERVIENEN
Presenta: José Cabello

estudiante de Interpretación de jazz y músicas actuales

Ponente: Ariel Brínguez

saxofonista y compositor

Ponente: Pablo Gutiérrez Calvo

pianista, organista y compositor

PATROCINA