El evento cultural más importante de Madrid cumple 15 años manteniendo un programa de calidad compaginando conferencias, exposiciones, espectáculos y mesas redondas sobre los temas que más interesan al hombre contemporáneo.

En el año 2003, un conjunto de personas con una inquietud compartida de ponerse frente a la totalidad de la realidad y juzgarla en toda su riqueza decidieron poner en marcha un evento cultural que abarcara los principales temas de actualidad. Nacía entonces EncuentroMadrid con un ambicioso programa de tres días en los que, alternando encuentros más lúdicos y literarios con otros más profundos y reflexivos, se ponían en común los temas coetáneos.

Con el tiempo, no se ha dejado de mirar a la cara una realidad en la que la confusión, la violencia y el desmoronamiento de aquellas ​certezas que creíamos inamovibles se ​ha encarnado en cuestiones tan acuciantes como los conflictos de Oriente Medio, la persecución de los cristianos o los profundos cambios sociales y tecnológicos que ​vivimos en la actualidad.

“Desde el inicio, hemos querido poner de relieve la pertinencia del acontecimiento cristiano para responder a las necesidades reales de cada hombre o mujer de nuestro tiempo, convirtiéndose, de ese modo, en factor de construcción social y del bien común. Ello nos ha obligado también a buscar con insistencia la posibilidad de encontrar y conversar con todas aquellas personas apasionadas por su humanidad y dispuestos a abrirse a los demás”, explica Rafael Gerez, presidente de EncuentroMadrid.

​Y es que aunque este encuentro nació de un grupo de personas católicas y cercanas al movimiento de Comunión y Liberación, en estos 15 años de trayectoria han pasado por ​sus pabellones un sinfín de personajes tanto cercanos como ajenos al ámbito cristiano. La laicidad, la variedad de culturas y el diálogo entre religiones ha marcado los encuentros que a lo largo de estos tres lustros han permitido un rico y fértil diálogo en el seno de la sociedad,y que han convocado a personajes como la política Esperanza Aguirre o el sociólogo Mikel Azurmendi, el pintor Antonio López o el músico Ara Malikian, el arquitecto Etsuro Sotoo o el periodista John Waters, el ensayista Jon Juaristi o el jurista Enrique Múgica, el islamólogo Samir Khalil o el obispo Angelo Scola.​

​La belleza, la libertad, la política, la cultura en sus diversas manifestaciones​, el arte y la inquietud estética, pero también la crisis, los conflictos, la enfermedad y las transformaciones sociales: todo lo que interesa al hombre es susceptible de ser abordado en EncuentroMadrid. “Todo lo que engloba coincide con la vida”, afirma Mati Alcaide, responsable de la comisión de Secretaría.

Y es que en estos 15 años de historia han cambiado muchas cosas, pero no la más importante: EncuentroMadrid se lleva a cabo, íntegramente, gracias al trabajo de cientos de voluntarios que ofrecen su tiempo y disponibilidad por construir esta obra común. Distribuidos en distintas comisiones (Comunicación, Montaje, Espacios, Espectáculos, Infantil, Patrocinio…), los voluntarios organizan todo el trabajo, desde la coordinación de un encuentro hasta el servicio de limpieza. “Una de las razones por la que soy voluntario y por la que vuelvo año tras año es porque trabajando en EncuentroMadrid hago experiencia de que mi vida se hace realmente atractiva y grande cuando la doy”, afirma Juan García de Vinuesa, responsable de la comisión de Restauración.

Esta quincuagésima edición escogemos la libertad como tema vertebrador del encuentro, que tendrá lugar del 12 al 14 de octubre. “Por la libertad se puede y debe aventurar la vida” es una frase que Don Quijote le dice a Sancho Panza, y que ilumina la paradoja entre su aceptación como bien supremo y la dificultad para sentirnos realmente libres. Como reza el lema, “el anhelo de libertad es irrenunciable y, al mismo tiempo, pone de manifiesto una de las grandes paradojas de nuestra existencia y de nuestro tiempo: la capacidad de elección —algo precioso e ineludible— no basta para hacernos experimentar la libertad de manera que, viviendo, podamos decir «soy libre»”.  EncuentroMadrid 2018 quiere aventurarse y profundizar en esta experiencia que nos hace a todos menos extraños: el amor a la libertad.

FacebookTwitterPinterestGoogle+WhatsAppShare