El espectáculo de Flamenco Libre vivido en la noche del viernes ha hecho vivenciar el arte del cante y del flamenco como una forma de expresión de las emociones.

El flamenco que nace desde lo más profundo de cada artista hace vibrar todo el cuerpo y consigue dar sentimiento a cada palabra cantada. De manera simbiótica el cante convive con cada gesto del baile llenándolo de energía y pasión. Esta fórmula para coexistir hace que se desarrollen ambos y que se den sentido mutuamente uno a otro.

Esta compañía amateur ha logrado emocionar a un público entregado con esta disciplina. Este acto ofrecido por Imedia ha cerrado con gran belleza el primer día de EncuentroMadrid 2018 y ha conseguido hacer vibrar el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo en cada gesto y en cada nota.

FacebookTwitterPinterestWhatsAppShare